Cómo presupuestar un trabajo de diseño

Álex Martínez Vidal
Desde Barcelona me dedico al diseño gráfico, web y al branding en Copymouse Studio.

 

→ twitter
→ instagram

Esta pregunta la hice a mis profesores millones de veces cuando era alumno de diseño gráfico y ahora me la siguen haciendo muchísimos futuros diseñadores y diseñadoras que empiezan en el oficio. Incomprensiblemente no es algo que se enseñe con claridad en los estudios de diseño. En este post intentaré, desde mi humilde opinión no académica, dar respuesta a esta pregunta desde mi experiencia en el oficio.

Un oficio en el que cuesta hablar de dinero

¿Os suena esta frase?: Yo soy creativo, no me gusta hablar de dinero. ¿Verdad que sí? Personalmente me parece un error, un fallo en Matrix, algo que hay que intentar cambiar.

En el mundillo académico del diseño se habla de cuadrículas, tipografías, composición… pero nadie te dice como salir a la calle y presupuestar tu primer proyecto remunerado y si lo preguntas a un profesor –hablo de los que he tenido, probablemente no serán todos así– no te responden con claridad al asunto. No te dicen ni lo que cobran ni por donde empezar a hacer un presupuesto.

Este fenómeno que debe suceder en muchas otras disciplinas crea un sector dividido en dos principales grupos: los que tienen miedo a hablar de dinero y prácticamente regalan su trabajo y los más espabilados que ponen sus precios por las nubes y se venden como si fueran el mejor diseñador de todos los tiempos, cuando no necesariamente lo son. Personalmente creo que debe aflorar un tercer grupo, el que pone un precio justo a su trabajo.

Está muy bien valorar tu tiempo y tu trabajo pero lo suyo es que sea una evolución vinculada a tu experiencia: cuanta más experiencia tengas y mejor diseñador seas (como en todos los oficios) más debería valer tu trabajo. Veamos, en mi opinión, cómo hacerlo.

Vamos al tema

La respuesta a cómo presupuestar un proyecto es realmente sencilla a la que me costó mucho llegar: hay que presupuestar por horas. Así de fácil. ¿Qué tontería, no? Creedme que no todo el mundo lo tiene tal claro. Cuándo pensamos en presupuestar un proyecto solemos visualizar un precio cerrado independientemente de las horas que le dediquemos, y eso es un error.

Antes de presupuestar algo debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Cuánto tardaré en hacer este proyecto?. Solo faltará ponerle un precio a tu hora de trabajo y multiplicar. Este precio/hora irá subiendo dependiendo de tu experiencia, tu estructura y de la calidad de tu trabajo-servicio. Si estás empezando probablemente la calidad que aportes a tus proyectos será menor que si llevas acumulados 10 años de experiencia a tus espaldas, etc…

Vale vale, muy bien todo, pero a cuánto valoro mi precio hora?

La pregunta del millón. Depende de muchas cosas, pero voy a responder, voy a mojarme, vamos a hablar de dinero.

Por un lado depende de si trabajas solo o de si eres un estudio de diseño. En el segundo caso tendrás mucha más estructura que se tendrá que ver reflejada en tu precio/hora. Pero hablemos de los inicios, del que empieza, que es para quien está escrito este post.

Para empezar puedes poner el precio/hora tan bajo como quieras porque lo que obtienes a cambio no es dinero, si no experiencia real con clientes y proyectos de verdad, y esto no tiene precio. Si pones un precio/hora de 15€ y 25€ está bien. (Hablo de precios en España, cada uno lo deberá adaptar a su país, evidentemente) Después, con los años podrás subir hasta 50€/hora e ir subiendo dependiendo, una vez más, de la calidad de tus trabajos, tu capacidad de transmitir confianza al cliente y la certeza de que eres capaz de aportarle la mejor solución a su problema.

Hay especímenes que terminan la carrera y quieren cobrar mucho dinero por diseñar. Eso no me parece justo ni correcto. Pringa, empápate, crece como profesional y ves subiendo tu precio/hora de manera progresiva. Además, cuándo tengas más experiencia tardarás menos en hacer algo que el primer día que te pongas a trabajar con un cliente, por lo tanto, tu precio hora en los inicios debe ser consecuente con tu calidad como profesional y tu rendimiento.

Es importante pensar que ese precio/hora no es lo que te quedará para tu, si no que de eso debes sacar el coste del alquiler, el ordenador, internet, autónomos… debes hacer tus cálculos en base al ensayo error y según tus gastos. Lo ideal es que el 30% de tu precio/hora sirva para cubrir tus gastos y que el resto sea ‘beneficio’, aunque este es un número muy aproximado, una referencia de la que partir y para nada una ley ni nada por el estilo, que cada uno lo adapte a su contexto.

Evidentemente, este precio/hora no debe ser un dogma, si un cliente te contrata 50 horas de trabajo mensuales es lógico que su precio hora sea más económico que el de otros clientes que solo te contratan 5. Y también es lógico que un trabajo puntual que te interesa muchísimo hacer lo hagas por un precio/hora menor.

Para presupuestar un proyecto debemos saber lo que tardamos en hacer un diseño ¿Cómo calcularlo?

Este punto es realmente importante, importantísimo. ¡MUCHO!

En Copymouse Studio llevamos más de dos años monitorizando el tiempo que dedicamos a todos y cada uno de los proyectos minuto a minuto. El primer año que lo hicimos, nos dimos cuenta de que habíamos trabajado de media un 40% más de horas de las que habíamos presupuestado. Sabíamos que los presupuestos estaban por debajo de la dedicación implicaban los proyectos, pero no imaginábamos que tanto, y los números no engañan. 40%, casi la mitad de nuestro tiempo REGALADO. ¡Brutal! Esto nos ha hecho ser más realistas en nuestra previsión de tiempos y presupuestar mejor nuestro trabajo.

En resumen, no sabes lo que tardarás en hacer algo, a no ser que seas una pitonisa, pero sí sabes con certeza lo que has tardado en hacer algo en el pasado. Esta es la clave: apunta lo que tardas en hacer las cosas. Esto te dará un histórico que te permitirá equivocarte cada vez menos.

Para monitorizar el tiempo utilizamos toggl, una aplicación mucho más sencilla de utilizar que de pronunciar que recomiendo 100%. Aclaro que no cobro nada por colocarla en este post, sino porque la utilizo a diario y porque me parece fantástica. Es muy sencilla de utilizar: creas un proyecto, le das a play y el tiempo corre hasta que le das al stop y pim Pam, el tiempo se va acumulando. Además puedes sumar hasta 5 usuarios de manera gratuita a la misma cuenta y éstos pueden ir apuntando horas a proyectos compartidos para saber siempre las horas totales que lleváis invertidas en ese proyecto.

Conclusión

· Que no te de miedo poner un precio de hora bajo para empezar siempre que sepas que lo vas a subir, hay que caminar antes de empezar a correr.

· Tómatelo como algo progresivo y apunta, desde que empieces a hacer tu primer diseño DE LO QUE SEA, lo que tardas en hacerlo para poder afinar tus presupuestos en base a este precio hora que debes decidir. Incluso apunta los ejercicios de clase, empieza ya, hoy, ahora! Créeme: no eres consciente de lo que tardas en hacer algo hasta que lo apuntas.

Espero que este post te haya servido. ¿Cómo lo ves? ¿Cuál es tu precio/hora? Cualquier comentario es bienvenido.

Me puedes seguir en twitter o ver lo que hacemos en Copymouse.

Comentarios

9 respuestas a “Cómo presupuestar un trabajo de diseño”

  1. Juan Pablo Garza dice:

    Excelente articulo Alex. Sin dudas, un tema que da para mucho. Gracias por compartir. Saludos!

  2. Toni Colom dice:

    ¡Buen post!

    Después de unos años de autónomo he llegado a la misma conclusión: lo mejor y lo más justo para las dos partes es cobrar por horas invertidas en el proyecto.

    Otro tema, en el que aún tengo algún problema, es como comunicar a los clientes que el precio final va a ser mayor que el presupuestado, ya que has acabado invirtiendo más horas en el proyecto.

    ¿Algún consejo?

    Por cierto, me gusta el blog.
    Espero que sigas publicado. Tengo ganas de leer más.

    Un abrazo!

    • Álex Martínez Vidal dice:

      Hola Toni,
      gracias por tus palabras!

      La única manera que hemos encontrado es apuntar lo que tardamos en hacer proyectos anteriores para equivocarnos lo mínimo por un lado, y presupuestar los proyectos por fases por el otro. Si lo haces por fases es menos probable equivocarte en una fase en concreto del proyecto que en su conjunto. Pero si haces un presu por hacer X y al final salen más horas, poco hay que hacer a parte de intentar cerrarlo lo antes posible!

      Un abrazo!!

  3. Hola Álex! Muy buen artículo. He comenzado a utilizar Toggle Desktop y ¡sorpresa! palmo horas 🙂 A partir de ahora a presupuestar mejor y a optimizar los tiempos de trabajo.
    Me alegro de que hayas retomado el blog. Estoy deseando de leer el próximo post.
    Un saludo!

  4. Hola Álex!

    Que bé que tornis a escriure! Ja et tinc control·lat al Feedly, així no me’n perdré ni una 😉

    Respecte a pressupostar per hores, una reflexió. Darrerament llegeixo que el criteri de pressupostar un projecte en funció de les hores que hi dediques, no és la opció més adeqüada. I que potser hauríem de plantejar el pressuport a partir del temps que estalvies al client i dels potencials beneficis que n’obtindrà.

    Què farà amb l’eina que li estàs donant? Obtindrà clients? Vendes? Més autoritat? Més reconeixement?

    Quant de temps trigaria si ho fes és mateix? Comptant les hores de formació autodidacta i les proves-error que, es clar, li costaria tot plegat.

    En certa manera, li estàs donant al client una eina molt poderosa, però li estàs cobrant des de la perspectiva de les hores que et costa a tu…

    … en comptes de pressupostar en funció del valor que li aportes.

    Què en penses? M’agradarà conèixer la teva opinió 🙂

    Una abraçada!

    • Álex Martínez Vidal dice:

      Hola Jordi! Gràcies per passar-te per aquí!

      Doncs és una molt bona reflexió. En el fons crec que és el mateix, és a dir, si tu amb la teva feina pots garantir resultats, etc… crec que s’ha de reflectir en el teu preu / hora, és a dir, pot ser molt alt si ho consideres en relació a tot aquest valor afegit que tens. Però clar, ha d’haver algún valor de referència i crec que la hora és el més adeqüat! No sé si m’explico.

      Abraçada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar tu visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre tus visitas y el uso de nuestra web. Puedes permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desees. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de Cookies