7 errores que evitar al plantear una página web

Es habitual desarrollar una web y perderse en nimiedades durante el proceso de creación olvidando los puntos esenciales. Cuando esto pasa el resultado es una web mal planteada que no cumple su función.

Aunque cada proyecto es un mundo, a continuación te cuento los 7 errores habituales fáciles de evitar al plantear una web.

No definir objetivos

Me he encontrado muchas, muchísimas veces con webs que no tienen ningún objetivo definido más allá del clásico ‘estar en internet’. ¿Estamos locos o qué? No podemos tener una web sin objetivos medibles. Bueno, poder si que podemos, pero estaremos perdiendo tiempo, dinero y oportunidades.

La definición de los objetivos de nuestra web es el primer paso antes de empezar a hacer nada. Una vez planteados empieza todo lo demás.

Objetivos habituales que podemos fijar en una web pueden ser: que el usuario rellene un formulario de contacto, que se suscriba a tu lista de correo, que se registre, que haga click en una oferta en concreto, que compre un producto, etc…

No basta con pensarlos, escríbelos y defínelos.

Ejemplo: en la web de Copymouse hemos definido que el objetivo sea que el usuario –cliente potencial– rellene el formulario de contacto. Ese es el objetivo concreto nº1 y la principal llamada a la acción que te encuentras justo al entrar en la web.

No aprovechar los 700 pixeles de oro

El contenido que habite los primeros 700 pixeles verticales de tu página web es lo primero que verán los usuarios cuando entren en ella. Se trata de tu carta de presentación, tu oportunidad, tu primer impacto. ¡Los pixeles de oro! En estos primeros 700 pixeles tiene que estar la información básica que quieres destacar y sobretodo: la acción (o acciones) principales con la que quieres que interactuen tus usuarios. Es importante pensar bien qué queremos y ponérselo fácil al usuario a nivel gráfico y de copywriting.

Si estás pensando en implementar un slider en la home de tu web te recomiendo que no lo hagas.

No incluir códigos de Analítica

¡Importantisimísimo! El marketing online, el captar clientes desde lo digital, tiene una gran ventaja respecto al mundo offline: que todo lo podemos medir. Esta ventaja hay que aprovecharla desde el minuto cero porque si medimos todo lo que pasa en nuestra web, conoceremos a nuestro usuario y sabremos cómo mejorar.

En todas las webs considero imprescindible instalar los dos siguientes códigos de analítica:

Google Analytics Es gratuito y el mejor del mercado, instálalo desde el minuto cero aunque no sepas interpretar todos sus datos, ya aprenderás o contratarás a alguien para que lo haga, pero ten monitorizado tu sitio desde el día de su lanzamiento.

Yandex Metrica Herramienta menos potente que Google Analytics pero complementaria, nos da algo que Google Analitcs no: un mapa de calor. Dedicaré un post a ello, pero un mapa de color es CLAVE para entender lo que pasa en nuestra web. Básicamente nos dice dónde hacen click los usuarios. Realmente útil y fascinante.

Este post desarrolla el tema de la analítica web con más profundidad.

Plantear mal la sección ‘quienes somos’

La sección ‘Quienes somos’, ‘sobre nosotros’, ‘about’ o como quieras llamarla. Habitualmente se tiende a crear contenido demasiado egocéntrico empresarialmente hablando. Hay que mostrar quienes somos de verdad, ser cercanos, contar nuestra historia y dar trazos de nuestra vida personal. Maïder Tomasena te lo cuenta mejor que yo en este post.

Menú confuso y largo

Es un clásico crear un menú correcto e irlo ampliando sin pensar a medida que se va añadiendo contenido a tu web. Esto acostumbra a degenerar en un menú sin demasiado sentido que genera caos y confusión en el usuario. El menú tiene que ser claro y tener el mínimo de secciones posibles. Si son 4 mejor que 5, personalmente creo que 5/6 es el límite. A partir de aquí entramos ya en demasiada oferta para el usuario. Utiliza submenús sin miedo y mira que las secciones sean claras y que se ajusten a lo que realmente busca el usuario.

No adaptar la versión móvil

No basta con hacer que tu web sea responsive –que se adapte a los diferentes dispositivos incluyendo el móvil– sino que debemos modificar el contenido mostrando una parte, ocultando otra e incluso diseñar otra versión a medida. El diseño de la versión móvil tiene que ser más práctico, directo y simple. La versión de escritorio de una web puede tener mucha info.

No tener en cuenta la velocidad de carga

Asegúrate de que tu web sea rápida en cargar. Para ello el código debe ser limpio y la navegación poco pesada. Cuando la tengas lista, introduce la URL –dirección web– en el siguiente enlace, cuanto más se acerque a 100, más cerca estarás de la velocidad perfecta. Llegar a 100 es prácticamente imposible, ya te aviso. A partir de 60, ya empieza a ir bien la cosa:

PageSpeed Google Insights

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *